Las 5 características de un emprendedor exitoso

Fecha: por . Visitas de esta entrada:7758

Facebook Twitter More...

Un emprendedor es aquella persona capaz de detectar oportunidades y necesidades y crear soluciones para satisfacerlas. En su conferencia del 12 de Octubre en el TEDxBogotá , Felipe Gómez afirmaba que generalmente, “La Palabra emprendedor es mal usada porque se equipara a creación de empresas. No hay que crear empresas para ser emprendedores”.

Y es que justamente la creación de una empresa NO es una condición que defina o clasifique a un emprendedor, sino que  existen otros atributos que identifican a un emprendedor exitoso.

Un buen emprendedor es alguien que rompe paradigmas y que lograr encontrar oportunidades de nuevos negocios dónde nadie más pudo, y que es lo suficientemente veloz para lanzar nuevos proyectos antes que otros emprendedores o empresarios.

Para ser una buen emprendedor es necesario dedicarse de manera completa al proyecto y tener la suficiente elasticidad mental para realizar cambios en el medio del proceso y adaptarse a nuevas circunstancias o a un nuevo contexto.

En resumen, un emprendedor exitoso deberá poseer un buen nivel en las siguientes cinco competencias para poder desarrollar de forma efectiva un proyecto o Plan de Negocio:

1) Espíritu Emprendedor.
Un buen emprendedor sabe como asumir riesgos: no tiene miedo de tomarlos al invertir sus recursos en una nueva idea de negocio. También sabe que donde existen altos riesgos es porque los beneficios son altos. Y en el proceso de emprender tiene que ser capaz de soportar el rechazo y los retrocesos típicos.

Santiago Bilinkis, Fundador y CEO de OfficeNet comentó en una entrevista a la Revista Brando que “Emprender es algo que está tan bueno que vale más la pena fracasar emprendiendo que triunfar haciendo otra cosa”.

Tener espíritu emprendedor supone mostrar clara determinación y compromiso con el éxito personal y empresarial. Supone además contar con la perseverancia y autodisciplina necesarias para poder gestionar y aprovechar al máximo las oportunidades de mercado.

Es muy importante además tener capacidad de adaptación y voluntad de asumir riesgos calculados para asegurar la eficacia empresarial.


2) Creatividad e Innovación.

Ser innovador significa estar buscando constantemente algo nuevo, diferente, u otra forma de hacer las cosas. Un emprendedor creativo nunca se cansa de inventar nuevas ideas para su negocio y de buscar nuevas oportunidades.

Una buena manera de ser innovador es reconocer y aprovechar las oportunidades, los peligros y las fuerzas internas que repercuten en la competitividad y efectividad del negocio. Justamente, la creatividad y el espíritu de superación son claves en la innovación del negocio, ya que son los motores que mueven la búsqueda de soluciones innovadoras los problemas que se presentan.

3) Liderazgo y Trabajo en Equipo.
Un buen emprendedor es alguien que influencia y guía a los miembros de su equipo, generando resultados positivos a través de la delegación de tareas. Esto supone el comunicar y clarificar objetivos y responsabilidades, fomentar la cooperación entre los distintos roles, potenciar el desarrollo personal de sus colaboradores y realizar el seguimiento para impulsar la mejora continua.

Es importante que el emprendedor, como líder del equipo se gane el compromiso y respeto de sus colaboradores. Es imprescindible tener confianza absoluta en cada colaborador, ya que es imposible llevar a cabo un emprendimiento solo, y se necesita del trabajo en equipo para el desarrollo e un proyecto.

Es muy importante también, la estimulación constante a conseguir los objetivos planteados, motivando a cada miembro del equipo y reconociendo los méritos tanto individuales como grupales. El emprendedor debe saber establecer buenas relaciones de trabajo y negociar cuando existan problemas comprendiendo las necesidades de cada integrante del equipo.

4) Habilidades de Gestión.
Un buen emprendedor debe ser altamente organizado, con la capacidad de organizar los diversos recursos e inspirar una visión de negocio al equipo de trabajo.

Una buena organización no es sólo importante a la hora de ganar la confianza de potenciales inversionistas sino que es importante gestionar con control el día a día del negocio o emprendimiento.

Poseer habilidades de gestión significa comprender rápidamente las características del entorno, así como, los puntos fuertes y débiles que presenta el contexto, y aplicar las decisiones necesarias para sobrellevar con éxito cada situación.

Es clave en este punto la capacidad para enfrentarse con flexibilidad y versatilidad a situaciones nuevas y para aceptar los cambios positiva y constructivamente.

5) Planificación de objetivos y resultados.
Ser o no un buen emprendedor radica muchas veces en el éxito o no que se tenga en una nueva “empresa” o iniciativa. Y el éxito o no de una “empresa” depende de los objetivos que se hayan estipulado al momento de la planeación. Tener en claro los objetivos y las métricas de éxito de un emprendimiento hacen a un buen emprendedor, ya que hacen más fácil la organización y planificación del trabajo.

Un buen emprendedor prioriza, decide y actua, orientándose constantemente a la obtención de los resultados planteados en el Plan de Negocio. Este punto significa que el emprendedor debe ser responsable por los resultados  desde la formación del plan, hasta su ejecución, seguimiento y evaluación.

Es conclusión, ser un buen emprendedor no necesita solamente de una buena idea de negocio, sino que también será de vital importancia que se tengan adquiridas y trabajadas estas 5 competencias, para minimizar el riesgo del fracaso.

Los invitamos a dejar su opinión sobre esta lista y agregar otras características importates que definan a un buen emprendedor.

Categorías: Artículos

Comments are closed.